Un cuento de hadas...y ladrones


En ocasiones, la comedia es un vehículo para hablar de un tema muy serio, y que otorga la libertad de poder mofarse de ello. Margaret Mahy ofrece una singular historia en la que ocurre un rapto a manos de unos pintorescos ladrones. A diferencia de los cuentos de hadas, en los que suele ser una princesa quien cae en desgracia y es rescatada por un caballero, en este maravilloso cuento la víctima es una bibliotecaria y el villano resulta siendo también un héroe.

¿Qué valor podría tener una bibliotecaria dentro del orden establecido de esta ciudad? No tardaremos en comprender que lo que empieza pareciendo poco se convierte en trascendente, pues la astuta bibliotecaria logra darse su importancia y reivindicar así a los libros y su poder sobre nuestras vidas.

En medio de situaciones divertidas y con juegos de palabras (los mismo nombres constituyen en sí un juego con el lector: Malvenido Malhechor es el jefe de la banda y la Señorita Serena Laburnum la bibliotecaria, que en su lengua original pareciera aducir a la serenidad y laboriosidad tanto de esta como de su oficio), Mahy recrea una historia en la que la lectura se convierte en un bálsamo, tanto para las enfermedades físicas como para el alma. Los bandidos que la secuestran sucumben ante un brote de sarampión, y al parecer es ella quien los ha contagiado. La señorita Laburnum acude a los libros tanto para encontrar remedios en las enciclopedias para detener el brote, como para justificar la reversión de su secuestro, y para crear en los bandidos un apetito permanente por la lectura.

Así sobreviene la transformación de la banda y al mejor estilo de la literatura tradicional, el héroe supera las pruebas que enfrenta, se redime y se queda con la princesa. Perdón...la bibliotecaria.

Si la historia es en si ya una joya, divertida y a la vez inteligente, las fantásticas ilustraciones de Quentin Blake no pasan inadvertidas. Así como el imaginario de Roald Dahl es nutrido también por Blake en sus obras, en este caso el tono satírico de la historia se complementa por las ilustraciones que parecen desprolijas y disparatadas, y por tanto perfectas para acentuar la comicidad de la historia.

El secuestro de la bibliotecaria

Margaret Mahy / Quentin Blake (Ilustrador)

Carátula de la edición de loquelo

Edad recomendada: 6+

#librosrecomendados #bibliotecaria #quentinblake #margaretmahy #humor

68 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2018 by Nido de Libros. Creado con Wix.com